Compliance Corporativo: Evita Sanciones y Garantiza la Excelencia

Compliance Corporativo
La abundancia de normas, regulaciones, y legislación alrededor del funcionamiento de las organizaciones, hace de cada día un gran desafío para poder cumplir con todas y no incurrir en ilícitos. Esta tendencia a aumentar la cantidad de regulaciones la podemos ver reflejada en la cada vez mayor especificidad de profesionales en las áreas jurídicas y corporativas. Ante este panorama, también, surge una solución: el Compliance Corporativo. 

Hoy por hoy, son muchas las sanciones que pueden ser aplicadas a una organización, muchas de las cuales son extensivas a, incluso, sus empleados, socios, o directores. Indistintamente del país o región, es una realidad común en casi todo el mundo como consecuencia del fenómeno de la “inflación legislativa”. Para proteger a las organizaciones contra este fenómeno surge el Compliance Corporativo. 

Puede tornarse en algo complicado cumplir con todas y cada una de las normas que la organización debe cumplir, por lo que muchas empresas han optado por soluciones como desarrollar su propio equipo legal (“insourcing”), o contratar consultores externos (“outsourcing”). Sin embargo, estas opciones no siempre cubren al 100% las demandas de la ley. Simplemente hay demasiados detalles y es muy fácil que se escape alguno si se tratan individualmente. 

 

Distintos niveles y múltiples áreas de obligaciones 

La razón de tantas regulaciones es sencilla, con el pasar de los años el poder se ha ido paulatinamente descentralizando, lo que significa que hay más órganos capaces de regular. Esto se traduce, tomando por ejemplo el caso venezolano, en distintos niveles político-territoriales: poder nacional, estadal, y municipal. 

En otras palabras, la organización debe cumplir con normas nacionales, otras del Estado en el que se encuentra, y otras también del municipio. Por supuesto, estas normas no se contradicen entre sí, pero si suponen distintas particularidades. 

La división no termina en el nivel político-territorial, porque también podemos encontrar distintos entes u órganos de la Administración Pública con distintas competencias materiales. En otras palabras, podemos encontrar organizaciones públicas que tratan materias particulares y las organizaciones privadas deben cumplir todas o varias de estas organizaciones. 

Por ejemplo, una empresa privada dedicada a la fabricación de alimentos debe cumplir con las regulaciones tanto del Ministerio de Comercio, como del Ministerio para la Alimentación u, incluso, otros; aun cuando estos órganos pertenezcan a la misma jerarquía político-territorial (I.e., poder nacional). 

Uno de los casos más comunes es con los impuestos. Por ejemplo, todo comercio está obligado a cumplir con impuestos nacionales (e.g., ISLR, IGP, etc.), pero también debe pagar impuestos municipales (de acuerdo al municipio donde se encuentre). A propósito, ¿#SabíasQué con nuestro programa Gálac IVA y Renta puedes calcular y cumplir también con tus impuestos municipales? Dale un vistazo aquí. 

 

¿Por qué protegerse de sanciones, multas, o penas? 

Lo cierto es que nadie quiere ser sancionado, sin mencionar que las consecuencias pueden acabar con la organización o llegar a tener efectos sobre las personas que la conforman. Las multas pueden ser cuantiosas y llevar a una empresa a la quiebra en muchos casos. Además, muchas sanciones pueden constar de dos formas distintas de penas, como multas más sanciones. 

En algunos casos, las multas o sanciones pueden ser extensivas a los empleados o trabajadores de la organización. Esto ocurre cuando legislación atribuye la responsabilidad a la persona que lleva la labor o a quien posee la responsabilidad de la decisión. Este supuesto da origen a la llamada “responsabilidad penal empresarial”, de la cual puedes conocer más en nuestro artículo y webinar con Yoniray Gil al respecto. 

Fiscalización 

 

Ante ambientes de riesgo e incertidumbre: Compliance Corporativo 

¿Qué hacer ante este universo de detalles, regulaciones, leyes, providencias, códigos, etc.? Es sumamente desafiante poder controlar cada detalle de cada ley, pero podemos cumplir con los principios generales que los guían. Aquí es donde entra el compliance. 

Compliance” viene del inglés y se puede traducir literalmente como “cumplimiento”. ¿Cumplir con qué? Con un conjunto de principios generales y buenas prácticas para garantizar la excelencia y el buen gobierno de la organización. En otras palabras, la mejor defensa es la prevención. 

Las políticas de compliance pueden ser variadas, todas dependen del tipo de organización en la que se implementan. Todas comparten, sin embargo, la orientación a la excelencia y las buenas prácticas corporativas, para prevenir la incursión en delitos o actividades irregulares. De esta manera no importa lo hostil o dinámico que sea el entorno de la organización, porque está preparada gracias a la transparencia, honestidad, calidad, y profesionalismo. 

En las organizaciones más grandes y complejas esta tendencia suele traducirse en un manual de cumplimiento o compliance, junto a un responsable: el oficial de cumplimiento. Estas estructuras tienen la finalidad de garantizar el cumplimiento de una política de compliance hacia el interior de la organización. Además, permiten un control y administración más efectivo de las actividades de la empresa y sus efectos hacia el exterior y las regulaciones externas. 

¿Quieres aprender más? Te invitamos a que participes y compartas el webinar sobre Compliance Corporativo que tendremos con la abogada, experta, y fundadora de la Sociedad Venezolana de Compliance: Yoniray Gil. Solamente debes hacer clic aquí y recibirás toda la información en tu correo electrónico. ¡Participa! 

¿Cuál es la forma más fácil de evitar multas y sanciones? 

Una de las formas más fácil y sencilla de incorporar políticas de calidad en tu organización es por medio de softwares. Con programas informáticos puedes automatizar y simplificar tus procesos mientras cumples con tus obligaciones legales, ¿y qué mejor que una empresa con más de 30 años en el mercado venezolano y recomendada por contadores en todo el país, como Gálac Software?  

Mientras que con nuestro programa IVA y Renta podrás cumplir con tus obligaciones tributarias con precisión, agilidad, y facilidad; con nuestro programa Administrativo podrás dirigir os procesos de tu empresa y garantizar el cumplimiento con calidad de tus actividades. Con módulos como el de Punto de Venta o el de Facturación, podrás realizar ventas sin preocuparte por multas o sanciones. 

Entra en nuestra tienda virtual y adquiere ya cualquiera de nuestros productos en modalidad Emprendedor. Si eres una PYME o una Gran Empresa, puedes solicitar tu cotización de inmediato haciendo clic aquí. 

¡Son más de 30 años creciendo contigo! 

1 comentario en “Compliance Corporativo: Evita Sanciones y Garantiza la Excelencia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.