3 Tips Para Mejorar Tu Rendimiento en Oficina

Rendimiento en oficina
Sea que tu casa funcione como oficina o que estés yendo a una todos los días, mejorar nuestro ánimo y mantener nuestra efectividad. 

Es sumamente importante buscar distintas maneras de cambiar nuestras rutinas, no solo para hacerlas más dinámicas e interesantes, sino también para que incluyan maneras de retarnos y hacernos sentir distintos cada vez que las hacemos. Nuevos hábitos, nuevas actividades, retos diarios, actividades innovadoras, distintas maneras de hacer la misma actividad; todas son maneras de romper con esa monotonía.  Además, evitar caer en el aburrimiento e innovar constantemente son factores fundamentales para mantener un buen rendimiento en oficina.

Aunque la monotonía y el aburrimiento son grandes antagonistas de nuestra efectividad, no son los únicos que la ponen en riesgo. Aun así, siempre pueden superarse con valentía y ganas. A continuación, te dejamos 3 tips para que puedas mejorar tu eficiencia en el trabajo y tus resultados laborales: 

Mantente activo. 

No es secreto para nadie que una vida sedentaria tiene consecuencias para la salud y el estado del cuerpo, pero también para nuestro estado psicológico. 

El ejercicio no solo es una gran manera de mantener activo el cuerpo y generar más energía, sino que también tiene efectos positivos en nuestra autoestima. Además, no se requiere una pista olímpica para ejercitarte, hay un sinfín de ejercicios que puedes hacer. 

¡Rétate! 

Dice el dicho: “nuevo día, nuevas oportunidades”, y es que cada día tiene el potencial de ser distinto. No solo porque no sabemos que depara el futuro, sino también porque siempre tenemos la opción de tomar decisiones nuevas y distintas. Es indispensable que en cada nuevo día te coloques retos a superar durante la jornada. De esta manera tendrás una motivación constante para hacer las cosas distintas y mejor. Además, con cada reto superado, viene una gratificación inmediata: satisfacción. 

Tómate un respiro. 

No somos máquinas, somos seres humanos, necesitamos descansar y darnos un momento para distraernos y recuperar energía (e incluso las mismas máquinas también necesitan descansos de vez en cuando). 

Es importante dar el 100% de nosotros todos los días, pero también necesitamos darnos un momento para descansar y evitar “quemarnos” o sobre esforzarnos. Tomar pequeños descansos durante el día para distraernos nos permite regresar con mayor concentración. Técnicas como la regla 52/17 permiten organizar y estructurar eficientemente estos momentos. 

 

Ser una persona eficaz y eficiente es fundamental tanto para uno mismo, como para la organización. Ya sea que trabajes como empleado o que dirijas tu propia empresa, es necesario que te mantengas enfocado y animado para cumplir todos tus objetivos. Una actitud positiva es importante, pero también generar consciencia sobre las rutinas físicas y psicológicas. ¿Qué esperas para mejorar tu rendimiento en oficina y efectividad? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.