Bullet Journal: ¿Qué son y por qué deberías pensar en hacer uno?

Todos necesitamos un orden, un método que nos permita llevar un registro de lo que hacemos o de informaciones particulares que queremos recordar. Uno de los métodos más destacados en la actualidad para conseguir sistematizar la información que recibimos son los llamados “bullet journal” o, en español, “diario de registro rápido”, una forma de plasmar nuestras ideas de forma sencilla y visual. ¿Te animas a intentarlo? 

A menudo recurrimos a notas en cuadernos, “Post-its” (las notas cuadradas amarillas que todos conocemos), diarios, un blog personal, un documento digital, etc., cuando buscamos materializar nuestras ideas. Indudablemente es necesario sacar esas ideas de nuestra cabeza y plasmarlas en alguna forma para que no se pierdan en el universo infinito que existe en nuestra mente. Sin embargo, muchas veces estos métodos caen en el desuso o simplemente fallamos en mantener el hábito de utilizarlos. ¿Cómo podemos resolverlo?  Sencillo, con un bullet journal.

Lo cierto es que cada cabeza es un mundo y lo que sirve para una persona no necesariamente sirve para todas las demás. Cada quien tiene su propio sistema y costumbres, por lo que no existe un método específico para cada quien. Lo que si puede haber es un macro sistema de guías que seguir para apegarse a una metodología que más te convenga o que mejor se adapte a tus hábitos y necesidades. Si eres desarrollador de software deberías intentar la metodología ágil. 

En este sentido tenemos la idea de los “bullet journals”, diarios “rápidos” en los cuales podemos plasmar ideas de una forma muy sencilla y puntual, de manera que no requieran una gran inversión de tiempo o recursos. Como no es un concepto estricto, existe una infinidad de posibilidades en cuanto a como llevar a cabo estos diarios: puedes hacerlo de manera digital, con un cuaderno, hojas sueltas o libretas, temáticos, etc. 

¿Por dónde comienzo?

Muy bien, se ve interesante y muy bonito, pero ¿cómo hago uno? ¡Sencillo! Simplemente imagina tus ideas de la forma más concisa posible, lleva la idea a su concepto básico y plásmalo siguiendo el método que encuentres más conveniente. Trata de mantenerlo sencillo, usa como referencia una lista de tareas, donde anotas cada actividad de manera puntual. Intenta usar dibujos o formatos donde tengas libertad para crear conceptos visuales, pues estos son más fáciles de recordar. Aquí te dejamos algunas ideas que quizá te puedan ayudar. 

Para que garantizar un bullet journal eficiente, toma en cuenta: 

  • Usa calendarios mensuales o, incluso, semanales. 
  • Un sistema de íconos que te permita distinguir fácilmente las tareas e información. 
  • Distintos colores para cada tema o materia. 
  • Evita aglomerar toda la información: un journal limpio y espacioso te permite recordar más fácilmente (y es visualmente más atractivo. 
  • No dudes en usar resaltadores, papeles, u otras herramientas para destacar información importante 

Lo mejor de este sistema es que no solo te permite materializar ideas, sino que también te puede ser muy útil para tomar apuntes ya sea en el colegio, universidad o trabajo. Prácticamente no hay límites en cuanto a «que» puedes aplicar esta idea. El cielo es el límite. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.